Cómo blanquear los dientes en casa

Actualmente muchas personas recurren a tratamientos para aclarar los dientes para que estos queden blancos y, generalmente, gastan mucho dinero. Pues ese procedimiento, además de ser caro, utiliza químicos que desgastan el esmalte de los dientes. El propio raspado del tártaro afecta sus dientes, lo que puede provocar que usted sienta dolor.

Si no cree en tratamientos caseros, este es el momento para que cambie de ideas.  Hoy aprenderá dos formas económicas y eficaces de alterar el color de sus dientes, que dejarán su sonrisa blanca y resplandeciente.

Primer Tratamiento – Artículos necesarios

  • Una gota de aceite de hierbabuena (para refrescar el aliento);
  • Una cucharada de aceite de coco;
  • Una cucharadita de azafrán molido.

Procedimiento:

  1. Comience por mezclar los ingredientes en una taza y después coloque esa masa en un cepillo de dientes.
  2. Puede cepillarse normalmente, durante 4 minutos.
  3. Posteriormente, debe esperar de 3 a 5 minutos antes de enjuagarse la boca, para que el producto actúe.

Nota: Utilice esta técnica durante una semana, una vez por día. Después de ese período notará que sus dientes están más claros y más fuertes y, además, sus encías quedarán más protegidas.

Segundo Tratamiento – Artículos necesarios

El segundo tratamiento casero también es muy eficaz para blanquear sus dientes y apenas necesitará los siguientes ingredientes:

  • Aceite puro que se encuentra normalmente en las tiendas de productos naturales – puede ser aceite de linaza, sésamo, coco o girasol. Utilice apenas una de estas opciones.

Este tipo de aceite es más caro que el normal, pero para este tratamiento es necesario que utilice el producto correcto.

Procedimiento:

Mujer cepillándose y aceite

  1. Haga gárgaras durante 15 o 20 minutos con el aceite en ayunas, dejando que el aceite recorra todas las paredes de la boca. El aceite en la boca pasa también por un proceso: inicialmente es espeso y después se vuelve más líquido.
  2. Debe escupir el aceite cuando esté blanco.
  3. Seguidamente, después de escupir, debe lavarse la boca con agua y cepillarse los dientes varias veces para que el aceite desaparezca completamente.
  4. Este proceso limpiará profundamente su boca y sus dientes. El tratamiento es para que sea hecho una vez por día en ayunas, pero si desea acelerarlo, puede repetirlo tres veces por día, siempre antes de cada comida.

¡Pruebe y verá que los resultados no tardarán en aparecer!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *